Círculo

Círculo

2. Definición del Círculo

Tal y como contempla el artículo 58 del Documento organizativo aprobado:

Los Círculos son la unidad básica de acción para la construcción política y social de Podemos como organización democrática y popular. En ellos convergen las y los militantes de Podemos que se interesan en el desarrollo de Podemos desde el ámbito territorial creando, con su acción diaria, la capilaridad necesaria para desarrollar la estrategia política y social con la que alcanzar los objetivos para la transformación social del país sustentada bajo los principios de fraternidad, sororidad, democracia y dignidad contemplados en los derechos humanos.

Los Círculos son el pilar sobre el que se asienta el despliegue de Podemos y se constituyen como un actor más que participa del movimiento popular de nuestro país. Son, en definitiva, una herramienta pensada para la acción directa desde la cercanía a su ámbito territorial.

Los Círculos y su militancia son, por tanto, protagonistas de la capacidad ejecutiva de Podemos en el entorno. Son, así, la principal herramienta de construcción de una alternativa democrática y popular que crece desde el ámbito municipal hacia el estatal. Los tipos de Círculo que pueden existir en Podemos, según se recoge en el Documento organizativo aprobado en la III Asamblea Ciudadana Estatal, son: municipal (el nivel por defecto), y también de distrito o barrial; comarcal o de la circunscripción exterior. Asimismo, no podrá darse duplicidad territorial, si bien primará la creación de Círculos de ámbitos territoriales inferiores a los existentes, debiendo adaptarse el Círculo de ámbito superior de actuación territorial a la existencia del nuevo Círculo. Este reglamento facilita y clarifica el funcionamiento básico para hacer realidad este mandato.

 

3. Competencias del Círculo

Descritas en el artículo 65 del documento aprobado en la Asamblea Ciudadana, estas competencias las englobamos en tres grandes bloques:

•Diagnóstico del territorio.

•Labor política dentro de los cauces habilitados por Podemos.

•Intervención social directa, ya sea mediante el refuerzo del movimiento popular existente o la puesta en marcha de iniciativas propias.

Las competencias completas son:

•Debatir y, en su caso, trasladar al Plenario o al Consejo de Círculos la línea política que consideren.

•Diagnosticar e identificar las problemáticas sociales y políticas en su ámbito de actuación territorial.

•Diseñar e implementar intervenciones y actuaciones, creando, en caso necesario, espacios de trabajo del Círculo, dirigidos a la defensa de los derechos humanos y a la conquista de derechos sociales, así como a la dignidad, la fraternidad y la sororidad.

•Visibilizar las problemáticas y necesidades locales desde el desarrollo de mecanismos de comunicación popular.

•Dar voz política al vecindario de su ámbito de actuación, trasladando al Plenario o al Consejo de Círculos y, desde ahí, a los espacios institucionales correspondientes, sus problemáticas.

•Diseñar e implementar proyectos desde la fraternidad y la sororidad que den respuesta al vecindario ante carencias y violaciones de derechos, a la par que se realizan las acciones políticas correspondientes de reivindicación y conquista.

•Mantener un contacto fluido y permanente con los distintos actores y agentes de la sociedad civil, así como contribuir al refuerzo y creación de tejido social, y participar e impulsar los distintos movimientos que en su ámbito de actuación estén en sintonía con los planteamientos generales de Podemos, respetando siempre la autonomía de los propios movimientos sociales.

•Debatir y, en su caso, trasladar al Plenario o al Consejo de Círculos su postura sobre el presupuesto local.

•Debatir e instar, en su caso, al Plenario o al Consejo de Círculos, a convocar a la militancia para elegir o revocar a la Portavocía Municipal, junto con el resto de Círculos del municipio (esto deberá ser llevado a cabo si la convocatoria es por mayoría simple de los Círculos del municipio).

•Participar, a partir del conocimiento del territorio, en el debate para la creación de programas electorales.

•Instar al Equipo Dinamizador a convocar asamblea del Círculo, si no ha sido convocada en los últimos tres meses (más información en el artículo 5 del presente documento: «Composición del Círculo»). Este periodo de tres meses será el máximo que un Círculo podrá pasar sin realizar una asamblea, si bien recomendamos que se hagan al menos mensualmente. Una vez superado el trimestre sin asambleas, se entenderá que el Círculo instará al Equipo Dinamizador y, en caso de negativa, se producirá la revocación automática del Equipo Dinamizador y se auto-convocará automáticamente para reorganizar el trabajo y designar a las nuevas personas responsables.

•Nombrar a Enlaces de Círculos para el Consejo de Círculos, en su caso, y para las Redes de Círculos, en todos los casos.

•Ejercer el derecho a la revocación o pérdida de confianza en sus portavoces en los órganos, en sus Enlaces, así como en su Equipo de Dinamización.

•Organizar reuniones periódicas y otras formas de participación abiertas, que aseguren y promuevan la participación política y social de sus integrantes y de su comunidad.

•Participar, a través del Consejo de Círculos o Plenario, en todos los aspectos relevantes de los procesos electorales municipales.

 

Consulta el Reglamento de Funcionamiento de Círculos completo, aquí.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *